Skip to content

C├│mo encontrar productos ecol├│gicos

C├│mo encontrar productos ecol├│gicos

Determinar los productos ecológicos

Beber agua en lugar de refrescos azucarados es bueno para la salud, pero el agua embotellada es definitivamente mala para la salud del planeta. Según el grupo de investigación sin fines de lucro Pacific Institute, la producción de botellas de plástico para el consumo anual de los estadounidenses requiere el equivalente a más de 17 millones de barriles de petróleo y genera más de 2,5 millones de toneladas de dióxido de carbono. En cambio, optar por una botella reutilizable y agua del grifo filtrada puede ser la forma más ecológica.

Decidir si un producto es ecológico no siempre es fácil. Debe considerar el ciclo de vida completo del artículo y considerar el impacto de cada etapa. Esto incluye pensar en los siguientes aspectos:

Anuncio

  • Materiales: ¿De qué está hecho esto? ¿Incluye materiales reciclados? ¿Qué pasa con las sustancias tóxicas?
  • Contenido energético: ¿Cuánta energía tomó para que esto sucediera?
  • Entrega: ¿Cuánta energía se utilizó para enviártelo?
  • Eficiencia: ¿Cuánta energía consume durante la operación?
  • Durabilidad: ¿Se desgastará rápidamente y será necesario reemplazarlo?
  • Arreglo: ¿Creará contaminación cuando se deseche? ¿Se pueden reciclar los materiales?
  • Embalaje: ¿Incluye el exceso de embalaje que hay que eliminar?

Algunos productos son ecológicos desde un punto de vista, pero no desde otro. Por ejemplo, se pueden fabricar a partir de materiales reciclados, pero incluyen muchos envases innecesarios o consumen mucha energía.

Algunos consumidores buscan otros criterios. Es posible que desee asegurarse de que no se hayan utilizado animales para probar el producto. Los productos etiquetados como “comercio justo” se refieren a aquellos cuyos productores y trabajadores no son explotados por intermediarios. Los productos “veganos” no contienen ningún material derivado de animales. Puede buscar atún que haya sido capturado sin dañar a los delfines o café “cultivado a la sombra” que ayuda a mantener los hábitats del bosque.

Independientemente de los criterios que sean importantes para usted, existen reglas generales y sencillas que debe seguir al comprar. Compre formatos grandes para minimizar el empaque. Por ejemplo, una caja grande de hojuelas de maíz es mucho más ecológica que las envasadas en porciones individuales. El embalaje debe ser reciclable y debes elegir productos reutilizables, como baterías recargables o toallas de tela. Elija productos duraderos y duraderos para evitar desperdiciar artículos “desechables”. Evite cámaras, bolígrafos, maquinillas de afeitar y artículos desechables similares.

Cuando vaya a la tienda, lleve siempre consigo una bolsa de compras reutilizable (o más). Una simple bolsa de malla o tela elimina la necesidad de bolsas de papel o plástico, lo que ahorra energía y recursos.

En la página siguiente, descubriremos dónde buscar productos ecológicos.

Anuncio

¿Son sus productos de limpieza ecológicos?

Hemera / Thinkstock

¿Cuál es la medida más inteligente que puede tomar para reducir la contaminación y vivir de manera más sostenible? Puede que solo sea cuestión de observar el impacto ambiental de las cosas que compra. La elección de productos respetuosos con el medio ambiente no es solo una moda y la recesión económica no ha frenado la tendencia. Un estudio de 2009 realizado por el grupo de investigación sin fines de lucro Green Seal y EnviroMedia Social Marketing encontró que aproximadamente cuatro de cada cinco personas dijeron que habían comprado productos ecológicos, a pesar de la recesión.

El consumismo ecológico puede implicar decisiones complicadas. Por ejemplo, un refrigerador nuevo puede ser más eficiente energéticamente que el que tiene actualmente, pero inicialmente se necesita una gran cantidad de energía para fabricar cualquier electrodoméstico. ¿Es más respetuoso con el medio ambiente comprar el nuevo o conservar el antiguo, si todavía funciona? Asimismo, comprar alimentos cultivados localmente reduce la energía utilizada para el transporte, pero cultivarlos en un invernadero puede consumir la misma cantidad de energía.

Anuncio

Para complicar aún más las cosas, los compradores deben tomar gran parte de la información del producto que viene con una pizca de sal. Los fabricantes y minoristas a veces hacen afirmaciones sin fundamento, vagas, irrelevantes o incluso falsas. Esta técnica, conocida como “lavado verde”, tiene como objetivo inducir a los consumidores a pensar que los productos son verdes cuando en realidad no lo son. Por ejemplo, declaraciones como “sin productos químicos” y “no tóxico” generalmente no tienen sentido. Los cigarrillos pueden etiquetarse como “naturales”, pero aún así le hacen daño.

La mejor manera de determinar si un producto es ecológico es confiar en la certificación de terceros. Busque productos con etiquetas de organizaciones acreditadas que evalúen el impacto ambiental de cada artículo. Por ejemplo, Green Seal es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo un riguroso análisis científico del impacto general de los productos. Otro certificador autorizado es el Scientific Certification System (SCS), que analiza aspectos como el contenido reciclado, los ingredientes orgánicos y la silvicultura sostenible. Los productos certificados como Energy Star por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos deben cumplir con los criterios mínimos de ahorro de energía. Ecologista es un programa de certificación administrado por el gobierno canadiense y reconocido mundialmente. Un buen lugar para ordenar todas las diferentes etiquetas es el sitio web GreenerChoices de Consumer Reports.

1. ¿Puedo prescindir de él? Hay un costo ambiental para cada producto. Reutilizar los artículos actuales suele ser la estrategia más respetuosa con el medio ambiente.

2. ¿Puedo hacer esto solo? Muchos productos de limpieza, por ejemplo, se pueden preparar en casa con ingredientes comunes como bicarbonato de sodio y vinagre.

3. ¿Puedo comprar de segunda mano? Comprar ropa, coches u ordenadores usados ​​evita los costes ecológicos de producir otros nuevos. Consulte las ventas de garaje o los anuncios clasificados en sitios de Internet como Craigslist. Freecycle Network, un sitio web que conecta a personas por región, facilita la entrega gratuita de artículos usados.

En la página siguiente, descubriremos qué es lo que realmente hace que un producto sea ecológico.

Anuncio