Skip to content

Cómo limpiar un lavavajillas

Cómo limpiar un lavavajillas

Los platos sucios quedarán mucho más limpios si el lavavajillas también está limpio. Imágenes de Jasmin Merdan / Getty

Un elemento básico en los hogares estadounidenses desde la década de 1970, el lavavajillas es el Cadillac de los electrodomésticos de cocina; una máquina de ensueño que ahorra tiempo para lavar los platos. Desde lavavajillas especialmente diseñados para manipular botellas de agua y vasos hasta el lavavajillas de sobremesa de 43 cm de altura, limpiar las cacerolas nunca ha sido tan fácil.

Dejando a un lado los avances tecnológicos, estas máquinas de limpieza aún requieren una gran cantidad de intervención humana para garantizar que permanezcan higiénicas y libres de gérmenes. Mantener su lavavajillas impecable marcará la diferencia entre tener platos limpios y cristal limpio. Vea cómo desinfectar su lavavajillas en seis sencillos pasos.

Corte comercial

  1. descargar mugre: Retire la vajilla y comience con una inspección visual del interior. Asegúrese de que no haya exceso de comida o barro en el desagüe. Se encuentra debajo de la canasta inferior, por lo que puede ser necesario quitar la canasta inferior, pero no es necesario. Una vez que el lavavajillas esté fuera del desorden, todo estará listo para funcionar.
  2. limpiar la puerta: Si el portaherramientas está en el puerto, retírelo y límpielo. Luego mezcle 1/4 taza de bicarbonato de sodio con 1 litro de agua. Con una toalla de papel, una toalla de papel o un cepillo de dientes, frote el interior y el exterior de la puerta con la mezcla de bicarbonato de sodio para eliminar las manchas de comida y las huellas dactilares. Asegúrese de entrar en todas las ranuras y eliminar cualquier rastro de espuma con una esponja.
  3. Revisa el filtro: Si tu lavavajillas tiene un filtro extraíble (también estará en el fondo del lavavajillas), retíralo y enjuaga bien, quitando toda la suciedad del interior.
  4. Brazo rociador limpio: Con un palillo, desbloquee todos los bloqueos del brazo giratorio.
  5. Operar el lavavajillas: Llene un recipiente o vaso apto para lavavajillas con vinagre blanco y colóquelo firmemente en el soporte superior o inferior del lavavajillas y deje correr en agua más caliente. El vinagre ayudará a descomponer cualquier exceso de partículas de comida, grasa y espuma de jabón que quede.
  6. Corre de nuevo con un bucle corto: Una vez finalizado el ciclo normal, tome un poco de levadura y esparza aproximadamente 1 taza en el fondo del lavavajillas. Vuelva a encender el lavavajillas con el ciclo corto. Este paso no solo desodorizará el lavavajillas, sino que también ayudará a eliminar los olores restantes.

Publicado originalmente: 31 de marzo de 2011