Skip to content

¿Qué es el control de cuadro de potencia positiva?

¿Qué es el control de cuadro de potencia positiva?

Control del chasis: estabilidad y rendimiento mejorados

Conducir cuesta arriba en carreteras sinuosas nunca ha sido tan fácil gracias a innovaciones como el control de chasis de potencia positiva.

Foto cortesía de GM Corp.

El control electrónico de estabilidad no sucedió de la noche a la mañana. Como cualquier tecnología emergente, ha evolucionado constantemente a partir de avances anteriores. Para encontrar un antepasado claro del control de chasis de fuerza positiva, no tiene que mirar atrás más allá de la introducción de sistemas de frenos antibloqueo (abdominales) a finales de la década de 1970.

El problema era simple: independientemente del nivel de habilidad del conductor, era difícil detenerse en una superficie resbaladiza. Si las ruedas comenzaban a patinar, era más difícil conducir o detener el vehículo que en condiciones secas. Para permitir un frenado más seguro, los diseñadores de ABS conectaron sensores de velocidad, bombas y válvulas a un controlador electrónico central. Si los sensores detectan una desaceleración rápida de la rueda que indica el bloqueo de la rueda, el controlador pedirá a las bombas y válvulas que alternen la presión de los frenos. Esto aseguró que las ruedas redujeran la velocidad a la misma velocidad que el vehículo, permitiendo la máxima potencia de frenado posible justo antes de un bloqueo.

Publicidad

En esencia, los diseñadores de ABS ponen los puntos más finos del frenado en una carretera resbaladiza en manos expertas de un automóvil. Dado el éxito de los frenos antibloqueo, era solo cuestión de tiempo antes de que los ingenieros aplicaran la tecnología a otras partes de los vehículos. En los modelos más avanzados, el ordenador de a bordo determina qué pretende hacer el conductor, detecta qué está haciendo realmente el vehículo y, principalmente mediante la aplicación de una frenada precisa, realiza pequeños ajustes para obtener la versión más segura y realista. deseos. En ese sentido, es muy similar a cómo los procesadores de texto y los navegadores web corrigen automáticamente la ortografía. La computadora detecta lo que querías escribir, hace las correcciones necesarias y listo, ni siquiera te das cuenta de cuánto “ganas” de forma regular.

El sistema de control de chasis de fuerza positiva de Saab utiliza gran parte de la misma tecnología para mejorar la estabilidad de la dirección y proporcionar una mejor conducción en general. Los elementos esenciales del sistema son:

Tracción transversal (XWD): Desarrollado en colaboración con Haldex Suecia, el sistema de tracción total de Saab distribuye uniformemente el par motor entre los dos ejes y entre las dos ruedas traseras. Esto significa que los controles de estabilidad del vehículo tienen aún más espacio para afinar la experiencia de conducción con pequeños ajustes de frenado.

Sensores ABS / ESP: Sí, los frenos antibloqueo no son solo los antepasados ​​del control de chasis moderno; son un elemento vital. Además de la tecnología existente, Saab utiliza su propia Programa de Estabilidad Electrónica para medir factores como la tracción y ingresos por vehículos vehiculares (rotación del vehículo alrededor de su punto central durante un giro o cambio de carril). Este sistema, gestionado por la unidad de control del vehículo módulo de control, permite que la tecnología ABS no solo proteja contra el bloqueo de las ruedas, sino que también ayude a dirigir el vehículo frenando cuando la estabilidad comienza a debilitarse.

Diferenciales electrónicos de deslizamiento limitado (eLSD): Los diferenciales se diseñaron originalmente para transferir el par del eje de transmisión de un vehículo a los ejes. Con el tiempo, empezaron a estabilizar el vehículo en curvas y curvas, además de ayudar en carreteras resbaladizas. En los vehículos Saab, el sistema eLSD puede redistribuir el 40% del par entre los ejes de transmisión traseros a la rueda que tiene la mayor tracción en carreteras resbaladizas. Para una revisión en profundidad de esta tecnología, lea ¿Qué es un eLSD?

marco inferiorEl control positivo de la fuerza del chasis también implica colocar el propio chasis del vehículo, acercándolo a la carretera con resortes y amortiguadores más rígidos para minimizar el movimiento de la carrocería y garantizar una dirección más ajustada. Amortiguadores autonivelantes en la parte trasera del vehículo para mantener una altura de manejo constante.

Juntos, estos componentes mejoran las capacidades del conductor para una conducción más segura en vehículos como el Saab Turbo X. Explore los enlaces en la página siguiente para obtener más información sobre las diversas tecnologías que hacen posible nuestro viaje diario al trabajo.

Publicidad

A diferencia del dios hindú Shiva, el control del chasis de fuerza positiva no aplastará al demonio Muyalaka bajo sus pies, pero no obstante es un buen activo automotriz.  Echa un vistazo a las fotos de seguridad del coche.

A diferencia del dios hindú Shiva, el control del chasis de fuerza positiva no aplastará al demonio Muyalaka bajo sus pies, pero no obstante es un buen activo automotriz. Echa un vistazo a las fotos de seguridad del coche.

Plush Studios / Digital Vision / Getty Images

Si alguna vez ha pasado tiempo en la carretera, probablemente haya visto algunas calcomanías en los parachoques que afirman la intervención divina en la carretera. Si bien las variedades más comunes dicen: “Dios es mi copiloto”, también puedes encontrar tributos que van a Jesús, Shiva, Barack Obama y el enemigo de Superman, el general Zod, por nombrar algunos.

Los fabricantes de automóviles aún tienen que encontrar una manera de ofrecer a sus clientes consejos de los dioses sobre cómo conducir, pero han ingresado a la comunidad de robots. Varias empresas ya ofrecen opciones como “control de chasis” y “control electrónico de estabilidad”. Si posee un Saab, puede decirle con orgullo a sus amigos y familiares control de marco de fuerza positiva es tu copiloto.

Publicidad

Es fácil dar por sentada la estabilidad del vehículo, pero hay muchos factores, como el mal tiempo u otros conductores, que pueden impedir que sus manos controlen el volante. En un segundo, estás conduciendo por una carretera invernal, luego una rueda pasa sobre un área helada. Lo siguiente que sabes es que frenas y giras el volante para no caer a la cuneta. Después de pensar en estos factores, no es de extrañar que muchos pilotos quieran dejar que el creador del universo conduzca un rifle. Cuando el liderazgo humano (o el sentido común) falla, muchos ponen su destino en manos de algo más grande que ellos mismos.

Los sistemas de estabilidad computarizados, como el control de chasis de fuerza positiva, brindan una protección similar. No lo protegerán de los paseos incómodos ni evitarán mágicamente un vehículo incontrolable, pero pueden vigilar las condiciones de la carretera y el rendimiento del vehículo, así como realizar ajustes menores para garantizar una mejor estabilidad. Si tiene que aplicar los frenos a una rueda, un sistema de estabilidad puede aplicar la cantidad justa de presión antes de que reconozca que hay un problema. Además, como suele ser el caso con el trabajo de los Seres Supremos Invisibles, a menudo ni siquiera se da cuenta de que el sistema de control ha hecho algo.

Entonces, ¿qué implica el control del marco de fuerza positiva? Conozca a su copiloto en la página siguiente.

Publicidad